¿Qué significa que Ikea se traslade al centro de las ciudades?

La nueva tienda de Ikea en Viena no tiene aparcamiento. Pero tiene 160 árboles que contribuyen a hacer de ella un pequeño microclima. El edificio no es un bloque compacto y cerrado, sino un inmueble poroso, casi una estantería gigantesca, que permite que el sol, el aire y la luz lleguen a su interior y, sobre todo, que no resta ni aire ni luz a los inmuebles que lo rodean.

Seguir leyendo

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias