Guerra abierta entre cuerpos de funcionarios por el nuevo proceso de promoción interna

La firma del acuerdo entre sindicatos y la Administración General del Estado (AGE) para cambiar el actual proceso de promoción interna de los empleados públicos, ha sido el detonante de un duro enfrentamiento entre distintas escalas técnicas de la Administración, especialmente el del cuerpo más alto, el A1.

Seguir leyendo

La opinión más crítica del acuerdo

Inspectores. Los Inspectores de Hacienda se han convertido en el cuerpo profesional más crítico con la reforma del proceso. Consideran que el gran perjudicado de todo esto será el ciudadano porque la pérdida de cualificaciób de los nuevos funcionarios, que tan solo tienen que preparar un test, repercutirá en la calidad del servicio público. Considera vital que la promoción interna se apruebe por méritos propios, pero no a cualquier coste. Así desde esta organización se recomienda la concesión de ayudas, la facilitación de temarios de forma gratuita, organizando cursos de ayuda para la preparación en horario de trabajo, u organizar permisos de tres meses sin trabajar pero remunerados para facilitar la preparación. Descartan que la medida contribuya a resolver el problema del envejecimiento en la función pública, ya que se trata de funcionarios que ya están dentro de la Administración. La intención es que aunque falta el desarrollo del acuerdo firmado, las medidas se irán implementando de manera progresiva a partir de la oferta pública de 2022. Pero el temor para los Inspectores es que en el turno libre se realice la misma simplificación, proponiendo entrevistas, donde en promoción interna se propone una “valoración” de los trabajos prestados.

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias