El PP llama a la movilización en el 18F ante el ‘juego sucio’ de Sánchez: “Cada voto cuenta”

Alfonso Rueda resiste a una de las campañas electorales más feroces, altamente en negativo, que la oposición está ejerciendo sobre la posición hegemónica del PP en Galicia. La quinta mayoría absoluta en los comicios del 18F, tras las cuatro consecutivas anteriores del actual líder nacional de los populares, es posible en el fogar de Breográn para el presidente de la Xunta en funciones.

Hay partido. Cabe la esperanza en el PP. Pero, saben, tanto a nivel regional como nacional, que cualquier mínimo error en el sprint final puede desechar toda posibilidad de Alfonso Rueda de preservar la presidencia del Ejecutivo gallego: o consiguen la difícil mayoría absoluta -nunca es fácil alcanzarla- o la Xunta cambia de color, pudiendo ser el partido del histriónico Alcalde de Ourense, Pérez Jácome, la llave. Y como una especie de Coalición Canaria, si el símil se permite, nunca se sabe a quién acabará apoyando Democracia Ourensena: tanto puede apostar por Ana Pontón, líder del BNG, como por Alfonso Rueda. Mejor no jugar con fuego.

En esta línea, la encuesta que este lunes publicamos en ESdiario pronostica una ligera mayoría absoluta para Alfonso Rueda frente a un BNG que paulatinamente va alcanzando más porcentaje de voto a costa de un PSOE que se hunde en Galicia. Todavía más, cabe decir, de lo hundido que ya estaba. Es la principal conclusión del sondeo de Demoscopia y Servicios para ESdiario realizado entre el 11 y 12 de febrero de 2024. Concretamente, el PP del actual presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, conservaría la mayoría absoluta con los 38 escaños justos. El BNG de Ana Pontón subiría 6 diputados hasta los 25 escaños. El PSdeG perdería 3 escaños, obteniendo 11 diputados. Y la sorpresa la puede dar Democracia Ourensana alcanzado un escaño. 

De cara a la última semana, prudencia“, aseguran a ESdiario fuentes solventes del PP nacional consultadas. “El partido hay que pelearlo hasta el final y la gente tiene que movilizarse. Es importante no confiarse y votar por la Galicia de la estabilidad y la moderación en la que tanto debería inspirarse la política nacional”, piden encarecidamente los populares. Cada voto cuenta en este 18F. 

Los pélets elevados a categoría de Prestige

La precampaña comenzó fuerte contra Alfonso Rueda. Y aunque ni el BNG ni el PSOE se acuerden, visto que no ha surtido el esperado efecto electoral contra el PP, hace unas semanas intentaron magnificar un desgraciado accidente de un buque, el Toconao, que arrojó al mar importantes toneladas de diminutas bolas de plástico -pélets- que acabaron por llegar a costas gallegas. Poco menos que había ocurrido un nuevo Prestige en Galicia. 

Si cuando ocurrió el Prestige le echaban la culpa desde el PSOE al Gobierno, en ese momento de Aznar, ¿por qué ahora la culpa no es de Pedro Sánchez?“, aseveraban a ESdiario -por aquellos días desde- desde el PP de Galicia, remarcando la hipocresía del PSOE y el BNG, mientras denunciaban desde la Xunta la ocultación de información por parte del Ejecutivo central.

Tanto es así, que un miembro de la dirección nacional de los populares consultado por ESdiario llegó a afirmar que el Gobierno tiene “una falta de sensibilidad” porque “no es serio ni responsable” lo que están haciendo con el problema medioambiental que azota Galicia, tratándolo de tergiversar para extraer rédito electoral.

El CIS de Tezanos, al rescate

Cuando los pélets dejaron de funcionar como estrategia en negativo contra Alfonso Rueda y, por extensión, contra Feijóo, llegó el CIS de Tezanos. A contracorriente de todas las encuestas, una vez más, el CIS de Tezanos pone en claro cuestionamiento el alcance de la mayoría absoluta de Rueda y, por consiguiente, la posibilidad de suma de PSdeG y BNG para alcanzar la Xunta.

Sin ir más lejos, en su última encuesta antes de las elecciones gallegas, el organismo público apuesta claramente a la pérdida de la mayoría absoluta del PP. El sondeo vaticina para los populares gallegos el 42,2% de los sufragios y entre 34 y 38 escaños. La encuesta apunta, además, a una subida sustancial del BNG que, con el 33,4 de los votos, podría lograr entre 24 y 31 diputados. El PSOE, por su parte, se quedaría con el 18,1% de los votos y entre 9 y 14 diputados.

En suma, Tezanos da un impulso a los nacionalistas y socialistas elevándolos hasta el Ejecutivo gallego. Un claro acicate que ambos partidos pueden -y están- usando en campaña.

 

Tergiversación de las palabras de Feijóo

Y por si fuera poco un Prestige del todo improvisado y un CIS que ha levantado toda moral al PSdeG-BNG, proporcionándole un relato electoral, este pasado fin de semana llegó la última campaña en negativo de una oposición, ciertamente, sincronizada.

El PSOE, fundamentalmente, y también Vox que no tiene nada que ganar en Galicia -ni un escaño, según todas las encuestas-, mucho menos que perder, han sacado a la palestra, en forma de cambio de opinión de Sánchez, la tergiversada medida que supuestamente defiende a escondidas Alberto Núñez Feijóo: un indulto condicionado a Carles Puigdemont.

Los planteamientos más retorcidos hasta llegaron a confundir tal indulto condicionado con una implacable defensa de Feijóo de la amnistía de Sánchez. Todo textualmente extraído, dicen, de un encuentro informal que Feijóo mantuvo con periodistas -que sí se produjo-: cosa bien distinta es que Feijóo haya dicho, en formato distendido, que Carles Puigdemont no cumple con ninguna condición de las estipuladas en la Ley para recibir un indulto. Es más, obligatoriamente debería ser antes condenado para ser indultado. Entre eso y proponer un indulto condicionado hay un gran trecho.

No soy Sánchez. Ni acepto ni aceptaré la amnistía ni los indultos“, remarcó, una vez más, públicamente, Feijóo este lunes para acallar la artificial polémica.

En conclusión, “cada voto cuenta y votar a Rueda es asegurar una Galicia que funciona y actúa con lealtad institucional“, inciden fuentes consultadas del PP. “Feijóo está a disposición de Rueda y está haciendo una campaña de proximidad. Habla con la gente y pisa la calle porque puede, no como Sánchez. Supongo que quienes quieren embarrar la campaña perciben que el PP va bien”, apuntalan a este periódico desde el PP.

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias