El incendio en Boiro arrasa 1.200 hectáreas y 700 personas se mantienen desalojadas

En otro fin de semana de intenso calor y ni una gota de lluvia en el horizonte, Galicia lucha este sábado contra siete incendios que suman ya más de 3.000 hectáreas arrasadas. En total, desde hace 23 días, la comunidad suma más de 38.000 hectáreas devoradas por los fuegos forestales en las cuatro provincias. Las llamas sembraron el pánico la noche pasada, sobre todo, en la costa: localidades de las rías de Arousa y Vigo se vieron amenazadas por la proximidad del fuego a las viviendas y los servicios de emergencias desalojaron a 700 campistas. No fue solo por precaución. En el Camping Ría de Arousa (Oleiros, Ribeira) el fuego se llevó por delante “entre seis y ocho caravanas”, calcula el alcalde de este municipio del sur de A Coruña, Manuel Ruiz Rivas. El fuego que alcanzó Ribeira, y también A Pobra do Caramiñal es el mismo que el jueves por la tarde se originó en el ayuntamiento de Boiro y tuvo su espejo, esa misma tarde, en la orilla de enfrente de la ría, en Caldas de Reis y Vilagarcía (Pontevedra). En total, entre el incendio con foco inicial en Boiro (de momento 1.200 hectáreas) y el que surgió en Caldas, las llamas han calcinado ya más de 1.700 hectáreas de monte.

Seguir leyendo

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Otras Noticias