El futbolista gay que habla claro: “¿Solo siete futbolistas homosexuales? Raro”

El 1 de agosto de 2014, en unos meses pues hará diez años, el ex futbolista alemán Thomas Hitzlsperger, un medio centro talentoso que llegó a disputar 52 partidos con la selección alemana y que militó en equipos de su país, ingleses e itaianos, salió del armario en una entrevista para declarar abiertamente su homosexualidad, apenas unos meses después de dejar la práctica activa del fútbol.

Ahora, Hitzlsperger ha vuelto al primer plano. El ex jugador, retirado prematuramente a causa de las lesiones y que ahora tiene 41 años, protagoniza la serie de Amazon Primer ‘The Last Taboo’, (‘el último tabú’), que ahonda en un tema que es visto con muy malos ojos en el mundo del fútbol, erigido quién sabe por qué en el último reducto de la masculinidad. Hitzlsperger es muy claro al respecto: “Son siete los futbolistas profesionales homosexuales conocidos en todo el mundo. Eso es un poco pequeño para el porcentaje real de gays que hay en la sociedad“, señala.

L’ex laziale Hitzlsperger: «Sono gay». Elogi dalla Merkel| foto #CorrieredellaSera (via @sunflowerapps) http://t.co/vIQpaafvUV

— gabriel nieto (@K1ngabrielNieto) January 10, 2014

 

“Es un tabú en el campo y en el vestuario, también porque en Alemania no se conoce a ningún futbolista homosexual activo”, dice el ex del Bayern Múnich, entre otros equipos. “Siempre se dice: ¿Cuándo saldrá el primer jugador activo de una de las 5 mejores ligas?”, se pregunta el jugador para responderse “ya hay uno con Jakub Jankto“, internacional checo que actualmente juega en el Cagliari de la Serie A italiana. Jankto fue un valiente que abrió un camino que nadie más ha seguido: “Lo hizo público y poco ha dicho al respecto desde entonces. Fue entonces cuando te das cuenta de que no era gran cosa reconocer que era homosexual“, apunta.

“Maricón”

Hitzlsperger asegura que nunca se ha avergonzado de su condición sexual, y no tiene problemas en reconocer que convivió durante nueve años con una mujer que nunca supo de su condición: “Fue la primera y la última, la mujer de mi vida”, bromea. “¿Por qué iba a avergonzarme por ser gay?“, protesta, y subraya “la diferencia entre callarse y mentir”. “Parece absurdo que sigamos así, pero marica sigue siendo un insulto”, lamenta, reconociendo que, “desgraciadamente”, él mismo ha usado como futbolista expresiones donde “maricón” era parte del insulto.

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias