Blog

Salman Rushdie relata en primera persona el atentado que casi le cuesta la vida: “Me quedé quieto como una piñata y dejé que él me destrozara”

Hay partes que son de terror canónico: “Y cuando la enfermera entró para hacerme la cura del ojo herido, Eliza y los demás vieron lo que parecía un efecto especial de película de ciencia ficción, el ojo muy distendido, saliéndose de la cuenca y colgando sobre el pómulo como un huevo pasado por agua”. Salman…

Read article