Besteiro fichó en 2018 por una firma sin ingresos ni empleados

 

José Ramón Gómez Besteiro atesora enigmas en su gestión. ¿Por qué multiplicó los contratos a Asogal cuando estaba en quiebra, era morosa estatal y afloraban presuntos indicios de corrupción en Pokemón sobre ella?

¿Sabía que era socia de la firma que remozó su casa y el chalé de José Blanco, y de la que dio un pelotazo tras comprar un terreno al vendedor de su piso? Pero su actividad privada, entre cargo y cargo público, aflora otra incógnita.

Todos los caminos de la empleadora de Besteiro llevan al asesoramiento de asuntos limítrofes con su antigua labor política: empresas, inmobiliarias…

Declara que trabajó mes y medio para River Soluziona en 2018. Pero esa empresa no tiene ningún empleado ese año. Ni ingreso alguno.Todo en ella parece remitir a otra firma, esta sí operativa. Toural. Comparten sede y teléfono en 2018.

 

Su objeto es el siguiente: “Asesoría laboral, fiscal y contable, consultoría para PYMES y emprendedores, arrendamientos, declaraciones de la renta, pensiones, sucesiones y donaciones, trámites de vehículos (transferencias, distintivos ambientales…). Centro de negocios, alquiler de espacios de trabajo totalmente equipados y/o oficina virtual”.

Coincide parcialmente con el objeto social que declara la empleadora de Besteiro, River Soluziona: “servicios integrales en las áreas: laboral, financiera, contable y tributaria; auditorias, a personas físicas y jurídicas, tanto públicas como privadas, y ante cualquier organismo público o privado”.

Pese a su paso por tal penuria empresarial y apenas 60.000 euros que declara por ejercicio de la abogacía, Besteiro suma en cuentas corrientes 240.000 euros y un fondo de 60.000 euros cuando llega al Congreso de los Diputados, previo breve paso por la Delegación del Gobierno de Galicia.

Casualidades aparte, River Soluziona sólo admite haber pagado 4.200 euros en concepto de personal el año que trabaja para ella Besteiro. Pero no tiene registrado personal ese año. Ni fijo ni eventual.

Y, para colmo, ficha a Besteiro en un año en el que bordea la quiebra. Su patrimonio neto es de menos 1.681 euros. Su capital (3.000 euros) lo devora su pasivo (2.400 euros). Llamativo es que tan ruinosa empresa contrate al hombre fuerte del socialismo gallego. Pero hay otro dato inquietante.

El gran financiador de pymes gallegas desde la Diputación de Lugo durante su etapa de presidente ficha por una empresaria coruñesa que se dedica al asesoramiento de pymes, Maria Del Carmen Verdia Felipez. No sólo gestiona River Soluziona y Toural. Figura o ha figurado en otras cuatro firmas.

Magma del Atántico. Dedicada a la prestación de servicios forestales, pesca y la acuicultura.
Smart Global Solution. Consultoría y organización de empresas; gestiones de seguros; y servicios técnicos de informática.

Samsolar Galaica. Comercio, mantenimiento y reciclaje de maquinaria y motores relacionados con servicios de energía como sistemas fotovoltaicos. Comercio y distribución de sistemas de seguridad e instalaciones eléctricas. Asesoramiento de empresas.

Xurixestion Integral. Servicios relativos a la propiedad inmobiliaria e industrial, intervención bancaria y mediación de seguros. Formación no reglada. Actividades de gestoría administrativa.

 

Besteiro, este domingo arropado por Zapatero en un mitin del PSdG

 

Casi todos los caminos de la empleadora de Besteiro llevan al asesoramiento de asuntos limítrofes con su antigua labor política: empresas, inmobiliarias… Toural muestra buena relación con la patronal gallega. Publicita actos de la Confederación de Empresarios de La Coruña.

Y administradores de River Soluziona comparten apellidos con cargos de la Confederación de Empresarios de Galicia y militantes socialistas. La actividad del socialista Besteiro y su firma parecen más volcadas en lo empresarial que en lo laboral.

Pese a su paso por tal penuria empresarial y apenas 60.000 euros que declara por ejercicio de la abogacía, Besteiro suma en cuentas corrientes 240.000 euros y un fondo de 60.000 euros cuando llega al Congreso de los Diputados, previo breve paso por la Delegación del Gobierno de Galicia.

El gran contratador de pymes gallegas desde la Diputación de Lugo durante su etapa de presidente ficha por una empresaria coruñesa que se dedica al asesoramiento de pymes, Maria Del Carmen Verdia Felipez.

Siempre supo multiplicar los panes y los peces en la gestión de su peculio. Realiza inversiones por valor de 358.000 euros entre 2005 y 2010 con unos ingresos netos de 226.250 euros, coincidiendo con sus mandatos como concejal de Urbanismo y como presidente de la Diputación de Lugo.

Y su actual bonanza económica se produce tras años de sequía política. Cesa como concejal de Urbanismo de Lugo, presidente de la Diputación de Lugo y secretario general de los socialistas gallegos entre 2015 y 2016, tras aflorar diversas investigaciones por presunta corrupción sobre su gestión.

Sale indemne de todas. Sánchez lo indulta políticamente en 2023. Tanto que es el mejor candidato que encuentra para presidir Galicia.

 

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias