Aragonès destituye a su vicepresidente, de Junts, en plena crisis de los socios del Gobierno catalán

Situación límite en el Gobierno catalán que, pese a estar acostumbrado a la inestabilidad, ha vivido este miércoles sus horas más bajas. Los partidos que lo integran, Esquerra Republicana y Junts per Catalunya han elevado su enfrentamiento bordeando la ruptura después de que los segundos hayan planteado que el presidente, Pere Aragonès (ERC), se someta a una cuestión de confianza en el Parlament acusándole de no estar cumpliendo el programa de Gobierno y la hoja de ruta independentista. El president interpreta la petición como una pérdida de confianza y ha abierto consultas con su partido, con los consejeros de Junts y con la dirección del partido con el que comparte el Govern. Tras horas de reuniones en un ambiente irrespirable, la decisión de Aragonès ha sido destituir a Jordi Puigneró, vicepresidente de su Gobierno, de Junts, por no haberle informado de la maniobra que preparaba Junts. “No me informó de las decisiones de su grupo parlamentario de pedir que me sometiera a una cuestión de confianza”, ha justificado Aragonès en una comparecencia en la Generalitat pasadas las once de la noche.

Seguir leyendo

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias