Americanas, la caída de un coloso brasileño por el agujero que el CEO reveló a los nueve días de llegar

Nueve días llevaba el brasileño Sérgio Rial al frente de Americanas, una red de tiendas de toda la vida con 1.700 establecimientos repartidos por Brasil, cuando dimitió el miércoles 11 de enero. Venden de todo, teléfonos móviles, lavadoras, libretas… El recién llegado consejero delegado, un antiguo jefe del Banco de Santander fichado meses antes, se había zambullido en las cuentas de la compañía y lo que vio le asustó lo suficiente para decidir bajarse allí mismo del barco. Anunció que dimitía. Y reveló el motivo: había detectado “inconsistencias contables” por valor de 20.000 millones de reales (3.800 millones de dólares). Su renuncia fue como detonar una bomba en la Bolsa de São Paulo y en los círculos económicos. Súbitamente, los 45.000 empleados y miles de inversores se veían al borde de un precipicio. Pero el Brasil político estaba a otra cosa, con el corazón todavía encogido por el asalto golpista en Brasilia dos días antes.

Seguir leyendo

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras Noticias